Nosotros – CodigoArte

Nosotros

Podríamos seguir vendiendo nuestros servicios a través de esta sección, y ser un estudio más de los que seguramente ya haz visitado.


Por el contrario creemos que es muy importante conocer a las personas detrás de la computadora, aquellas que te atienden con una gran sonrisa de emojis a través del whatsapp o las redes sociales.

Es así que decidimos contarles nuestra historia que lleva más de 17 años y algunos datos sobre dos soñadores que le pusieron el alma para hacer realidad este sueño.

No te vamos a decir que ha sido fácil, muchas veces nos inundó unas ganas locas de bajar los brazos, pero ese cosquilleo que sólo da trabajar de lo que amamos nos mantuvo en pie.

Los comienzos

Como todo emprendedor recién recibido de su carrera, la casa de mamá fue la oficina perfecta en nuestros primeros días, salir a buscar clientes con nuestras impecables carpetas en un momento donde aún nadie creía en la importancia de internet en los tiempos que vendrían, fue un arduo trabajo; que además se combinaba con nuestros trabajos como empleados en otros estudios de diseño donde ganábamos la experiencia que necesitábamos.

¿Te preguntarás en qué momento dormíamos, o cuando teníamos tiempo libre? Nosotros hoy nos preguntamos lo mismo.

Poco a poco fuimos teniendo los primeros clientes, hoy aún los conservamos y siguen confiando en nosotros. (Si están leyendo, gracias infinitas por creer en nosotros y acompañar nuestra locura).

Creciendo

Ya no podíamos convivir con ambos trabajos y nuestro emprendimiento, fue el momento del salto al vacío, la adrenalina de saber que ese dinero fijo que te da un trabajo estable ya no iba a estar, que solo dependía de nosotros crecer. Cerramos esa puerta como empleados, para abrir definitivamente la que nos llevaría hasta el día de hoy.

Abrimos la oficina en nuestra propia casa en Sarandí – Avellaneda, despegamos de mamá.

Dimos clases a alumnos de la carrera que nosotros mismos habíamos estudiado en el Primer Instituto de Arte Multimedial, Leonardo Da Vinci, también a otros emprendedores de la mano de Fecoba, Came, Cafem, Compa, en Ferias y en cada lugar donde nos invitaron a transmitir nuestra experiencia y saberes a otros. Surgieron muchísimos más clientes el boca en boca se hacia cada vez más fuerte, también empezaron a llegar aquellos que nos encontraron a través de la web y redes sociales.

Equilibrio

Después de tanto camino llega el equilibrio, ese que te da el estar bien organizado, con los clientes necesarios, el tiempo ideal de trabajo, y la posibilidad de vivir y disfrutar. Pero no nos conformamos y fuimos por más.

Sinergia

Todos nuestros trabajos de Diseño gráfico los enviábamos a imprimir para nuestros clientes a lo de Facu y Cati de Imprenta Alonso, nos vimos crecer mutuamente, generamos en tantos años un hermoso vínculo que hoy se tradujo en una nueva Sucursal: CódigoArte en Lanús, donde contamos con nuestro propio equipo de imprenta para complementar todos los servicios que brindamos, pensando en solucionar todo en un solo lugar para nuestros clientes.

¿Pero quiénes somos?

Te presento a Hernán Atencio, Fotógrafo Profesional, Diseñador de Arte Multimedial, super autodidacta, hincha de boca a morir, la tiene clarísima con los números y te puedo asegurar que vas a tener las reuniones de startup más divertidas de tu vida.

Nuestro nuevo coequiper Facundo Alonso, el Dios de la Imprenta, él es quien materializa todas nuestras locuras, tiene las frases mas retro que puedas haber escuchado en la vida, un tipazo y es nuestro!

Azul Ortega, la pichoncita del grupo, ella es nuestra Community Manager, Tiktoker por naturaleza, quien aporta muchas ideas frescas y a la que volvemos loca todo el día, los stickers que te manda por whatsapp son lo más.

Quien les escribe todo este papiro, perdón por eso, soy Karina Santos, Diseñadora de Arte Multimedial, Diseñadora de Indumentaria, Docente, Traductora de portugués, la malavarista del grupo, vivo en las nubes pero eso está bien.

Si llegaste hasta acá, además que te encanta leer, seguro ya nos elegiste para tu proyecto.